martes, 14 de julio de 2015

Que es magia

Ella se sentó en el humilde café, mirando la mesa.
Lo esperaba a él.

Ella fue a donde se pierde la gente, donde quiere solo probar suerte a un mundo que era como un salto al vacío. El salto de su zona de confort, un salto de fe para estar con una persona, que era como un huracán. Que arrancaba cada pedazo de ella, removiéndola y dejándola exhausta al acabar.
Era como una marea que siempre la sorprendía, que siempre había algo nuevo, algo que la sumergía y cuando volvía a salir a la superficie la primera bocanada de aire la hacía sentir viva, feliz de poder estar un día más.

No  creo en la magia, dijo el niño, creerás cuando la veas a ella.

Nerviosa tocando el azucarillo, pensando en cada detalle que diría cuando lo viera. Pero daba igual todo en su cabeza era perfecto hasta que llegará el y saliera por los cerros de Ubeda.

No se puede planear una cita, no se puede planear un encuentro, por que al final no es como uno quiere.
O como uno se espera.
Por eso lo más divertido es dejarse llevar, con nervios y seguir la corriente hasta donde llegue.

Por eso cuando escucho la campanilla se giro, y lo vio.
Y una sonrisa cruzo su rostro.
Y miro su barba, había cambiado.
Y miro su sonrisa, se había afilado.
Y miro sus ojos, y se habían profundizado, como pozos donde ahogarse.
Con gusto.

Una dulce y lenta muerte hasta el fondo de sus besos de miel y limón. Con ese punto acido que siempre le dejaba en la boca cuando se separaban.
Y se sentó.

Y todo empezó como empiezan todas las aventuras, con un si.

La noche se convirtió en día.

Hay sistemas que cuando interactúan juntos, y luego se separan pueden parecer distintos, pero esa unión ha hecho que cambien irremediablemente estando enlazados da igual lo lejos que estén.
Que es hacer el amor, hacer el amor es intentar estar físicamente dos cuerpos en un mismo espacio. Es físicamente imposible, pero lo importante es intentarlo


Como matar a una persona.
Dile que la quieres, y no vuelvas a hablar con ella.
Así es como se mata a una persona.

1 comentario:

Ray dijo...

Precioso, como siempre.